Cruel empate en Riazor

IMG_4303No le está acompañando la suerte al Dépor estos últimos tiempos. Tras el robo de un punto ante el Villarreal por una absurda decisión arbitral, y el penalti que le pitaron ante la Real Sociedad, ahora viene el Valencia a empatar en el último minuto un partido que el Deportivo tenía totalmente controlado. Duele especialmente que sea el Valencia, y con un gol en el último minuto, y con el agravante que previamente el linier del ataque deportivista había masacrado al Dépor invalidando tres arrancadas de Lucas en clara situación legal. (Una de ellas había acabado en el 2-0 anulado.) Esto es deporte, y las cosas son así. Esperemos que la competición nos devuelva lo que injustamente nos ha quitado: caerán esos puntos que han volado en otros partidos en que no los merezcamos.

Pero fue en realidad un exceso de confianza y una falta de concentración lo que llevó al tanto del Valencia. Primero con el disparo de Mosquera desde la frontal valencianista en elminuto 92. El fantástico medio-centro coruñés debería haber guardado la pelota, manteniendo la posesión con el objetivo de dejar que el juego suguiese discurriendo en el campo del Valencia. Después, Luis Alberto, desfondado después de un gran partido, no encimó a Parejo, le dio cuatro o cinco segundos que fueron clave para que pudiese pensar y colocase el centro para Negredo en el medio de los centrales. Yo creo que tras haber defendido bien el córner anterior el equipo se creyó que el peligro había pasado ya todo estaba hecho. Otro error de concentración en el último suspiro, como el de Navarro ante el Villarreal o el de Jonás contra la Real.

Nuestro colaborador Balinger, desde Riazor (nos mandó las fotos que acompañan a esta crónica), achacó el error al cambio de Víctor con la entrada de Laure en el lateral derecho. Yo creo que fue más bien la baja de Juanfran lo que fue la clave en la jugada del empate, pues obligó a Víctor a recomponer el medio campo y a poner a Luis Alberto en esa banda por la que el Valencia, con el activo Bakkali, estaba únicamente llevando peligro.

This slideshow requires JavaScript.

Pese al desgraciado último minuto, que nos hizo a todos los deportivistas terminar el partido con un cabreo de padre y muy señor mío, se puede considerar el partido del Deportivo como positivo. Lucas se rencontró con el gol y el equipo mostró la competitividad de antaño. Me gusta este medio campo con Fajr (que para mí debe ser titular indiscutible) y Cani para jugar en casa. Luis Alberto es un jugador de gran calidad y Lucas está con una velocidad endiablada.

El Dépor sigue por la senda positiva. Es cierto que ahora los rivales nos conocen mejor, nos tienen más estudiados. Colocan una línea de cinco hombres para dominar el medio campo, creando dificultades para que el Deportivo genere juego. Eso hicieron la Real Sociedad, el Mirandés, y el Valencia durante los primero veinte minutos del partido de hoy. Pero el Dépor hoy recuperó la tensión defensiva, especialmente en la presión en el centro del campo, y consiguió hilvanar fases de buen juego creativo.

El Valencia fue un equipo decepcionante. Salvo André Gómez y Parejo, que pusieron algo de criterio con la pelota, lo demás nada de nada. La defensa se mostró lentísima y muy vulnerable, especialmente la pareja de centrales. Despertaron un poco en la segunda mitad–pero insuficiente prestación para un equipo de esta categoría. Que un equipo con este presupuesto y estos jugadores juegue tan poco debe ser bochornoso para los seguidores ché.

Nos mantenemos a diez puntos del descenso y, siguiendo mis cálculos, en una progresión para llegar a los 48 ó 50 puntos. (Ya vaticiné en su día que el Dépor puede estar salvado en la jornada 32, después de jugar con el Las Palmas, con 42 puntos.) Por mucho que nos queramos empecinar con querer competir por los puestos europeos, está claro que a nuestro equipo le falta un punto más de varias cosas para poder tratar de tú a tú, en una competición de 38 partidos, al Villarreal, el Sevilla, o el Bilbao: primero, un punto más de solidez defensiva; segundo, de efectividad ofensiva; finalmente, de calidad y extensión de plantilla.

Hay que ser realistas: un empate ante el Valencia siempre es bueno, aunque haya ocurrido de esta forma tan cruel y en un partido que el Dépor tenía controlado, y en el que mereció más. Ganar hoy hubiese sido importantísimo para engancharse a los de arriba y seguir la estela del Sevilla y el Bilbao. Pero si nos dicen a principios de temporada que íbamos a arrancar dos empates en los enfrentamientos con el Valencia, lo hubiésemos firmado todos.

Ahora vienen los partidos importantes: Rayo, Gijón, Betis y Español, para empezar. Estos son los partidos que el Dépor tiene que ganar a toda costa, los que marcarán definitivamente el devenir deportivista de esta temporada.

Advertisements

3 comments

  1. Pingback: Cruel empate en Riazor | Todo Dépor

  2. Nuevo empate ayer… Buen partido según Ivi… Debe ser porque lo vio desde el palco VIP… Mi sobrino Antonio quería ir a verlo y estudiar el examen de hoy durante el descanso… No coló. 😂😂

    Like

    • Je, je, je… Menudos errores defensivos en la primera parte. Me gustaron los primeros veinte de la segunda. De todos modos, comentaba con Balinger que el Dépor tuvo muchas oportunidades de marcar el tercero… Luis Alberto en particular

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: